Formación Desarrollo

Es un honor y un privilegio en Holland Christian Schools asociarse con los padres y las iglesias para fomentar el desarrollo de la fe única de cada estudiante.

Nuestra misión es “equipar mentes y nutrir corazones para transformar el mundo para Jesucristo”. Sin embargo, estos no son esfuerzos separados y distintos; en cambio, buscamos honrar al niño en su totalidad de una manera integrada. Los profesores de Holland Christian están excepcionalmente equipados para fomentar el crecimiento y la madurez de los estudiantes en todas las dimensiones de su ser, incluida su fe.

Fe real en la vida real

rezamos juntos

¿Cómo se ve esto en nuestras escuelas en el día a día? Significa oramos en nuestras aulas y durante todo el día. Tenemos la libertad y el deseo de reconocer abierta e intencionalmente la presencia y el trabajo de Dios en nuestras vidas siempre que la necesidad o el deseo estén presentes a lo largo del día. En cualquier momento dado, cualquier número de clases se dedican a la oración y devociones a lo largo del día. Pero eso no es todo…

adoramos juntos

El desarrollo de la fe significa adoramos juntos en la capilla. Valoramos y atesoramos la libertad y la oportunidad que tenemos de adorar como grupo. Cada nivel de grado en cada escuela se une regularmente en momentos comunitarios de adoración, alabanza y oración. Los estudiantes de primaria y de HCMS se reúnen como escuela al menos una vez a la semana para el culto en grupo grande, mientras que los estudiantes de HCHS se reúnen como escuela todos los lunes y viernes. Estas son oportunidades para adorar juntos, así como para escuchar la Palabra de Dios y aplicarla a nuestras vidas, ya que informa todo lo que hacemos y decimos a lo largo del día.

Ver las capillas de HCHS

Estudiamos las Escrituras

El desarrollo de la fe significa que tenemos clases bíblicas y un plan de estudios bíblico integral. Las clases de Biblia son únicas de lo que un estudiante recibe en la Escuela Dominical a través de su iglesia. El plan de estudios bíblico de Holland Christian estudia cada historia bíblica con el deseo de ver cómo la historia está centrada y enfocada en Dios, el autor y consumador de nuestra fe. Estudiantes y profesores de manera profunda y reflexiva explorar el texto bíblico: su contexto, geografía, historia y cultura. Todos estos componentes impactan significativamente lo que la Biblia significó para su audiencia original y, en consecuencia, cómo nos habla hoy. Todos los maestros de Biblia de Holland Christian tienen títulos universitarios y muchos tienen títulos avanzados. Todos ellos buscan la Biblia para ser leída y experimentada de manera significativa, y respondida fielmente.

Compartimos experiencias

El desarrollo de la fe significa que vivimos y compartimos vidas de fidelidad juntos, en verdad y gracia. Las relaciones son importantes en las escuelas cristianas de Holanda. Los miembros del personal están completamente comprometidos con Jesucristo y Su Palabra y con vivir vidas de fidelidad ante Dios. La importancia de las relaciones se enfatiza no solo en el salón de clases, sino también en actividades extracurriculares, bellas artes, deportes, retiros, viajes y oportunidades de servicio. Mediante experiencias compartidas, el personal y los estudiantes comparten abierta y honestamente sus alegrías y tristezas, pruebas y triunfos, confesiones y restauraciones. Es el deseo del personal de Holland Christian desarrollar relaciones profundas y sinceras con los estudiantes mientras comparten la vida juntos.

servimos juntos

El compromiso con el desarrollo de la fe nos impulsa a pensar más allá de nosotros mismos tanto a nivel local como global en actos de servicio. Es nuestro deseo ser portadores de “shalom” aquí y ahora, en todos los grados y edades.

  • Los estudiantes de primaria tienen oportunidades de servicio a través de abuelos amigos, grupos POD, recolectando alimentos y artículos para el hogar para los bancos de alimentos locales, leyendo a los estudiantes más jóvenes.
  • Los estudiantes mayores sirven tanto individualmente como en grupo como voluntarios con equipos o clases en Rescue Mission, Compassionate Heart, Benjamin's Hope, dando tutoría en escuelas vecinas o ayudando en salones de clase locales.
  • También se alienta a los estudiantes a responder durante todo el año a medida que surjan las necesidades. Esto incluye cosas como recolectar artículos para el hogar para familias locales cuyas casas se quemaron y colectas para necesidades en otros países, incluyendo después del terremoto de Haití o después del tsunami de Japón, o ayudar en un orfanato para niños con SIDA en Lesotho, África.
  • Además de estas cosas, los estudiantes tienen el desafío de pensar en cómo lo que están aprendiendo en sus clases actuales podría usarse de inmediato para marcar una diferencia en su mundo.

Celebramos una cosmovisión cristiana

El desarrollo de la fe significa que con integridad, a lo largo de cada día, cada hora, cada clase y cada disciplina, reconocemos intencionalmente que “Este es el Mundo de mi Padre” y que todo le pertenece. La Biblia proporciona la base fundamental y el lente a través del cual vemos a Dios más claramente. Cada tema, cada concepto, cada hipótesis y cada verdad se enseña a través de esta cosmovisión particular. Dios es soberano y creó todas las cosas buenas. Sin embargo, todas las cosas han caído de esa bondad original. Jesucristo, por Su muerte y resurrección, ha redimido todas las cosas y eventualmente las restaurará. Y, finalmente, nos unimos a la obra de restauración del Espíritu Santo buscando hacer nuevas todas las cosas. Todas las cosas se mantienen unidas en Cristo. Esta es nuestra lente. Este marco bíblico da enfoque y forma a nuestro estudio, nuestras vidas, nuestro pasado, presente y futuro, y nuestra respuesta a todo lo que aprendemos.

Esta es una verdadera educación cristiana. Ésta es una educación que atiende al niño en su totalidad con integridad e intención. Esta es una educación en la que los estudiantes desde el preescolar hasta el último año se encuentran intencional y cuidadosamente con oportunidades para encontrar a dios y responderle en fidelidad y gracia.

Capillas de la escuela secundaria

¡Tome asiento, levante los pies y disfrute de los devocionales matutinos con nosotros! Estamos muy bendecidos en HCHS de poder adorar juntos dos veces por semana, ¡una alegría poco común! Nuestras escuelas primarias adoran juntas semanalmente y, por lo general, no registran sus capillas, aunque los visitantes de los padres y abuelos pueden asistir si están invitados.

Archivo de la capilla de la escuela secundaria

Prácticas de discipulado

La palabra “religión” ha tenido un duro paso en los últimos años. A muchas personas les gusta decir que son seguidores de Jesús, pero no religiosos. Pero la palabra es más fácil de abrazar cuando entendemos el significado de la palabra “religión” como algo que “une” a un pueblo de fe. Incluso Jesús ora por todos los creyentes en Juan 17, para que “todos seamos uno”, unidos como el Cuerpo de Cristo, para que seamos religiosos.

En el centro de una gran educación cristiana están los componentes paralelos de creencia y aprendizaje. Debido a que la formación religiosa es importante para nosotros, enseñamos los principales principios de la fe cristiana, pero hay más que eso. Como institución arraigada en la tradición reformada, Holland Christian Schools afirma las palabras de Abraham Kuyper y dice: “No hay una pulgada cuadrada en todo el dominio de nuestra existencia humana sobre la cual Cristo, que es Soberano sobre todo, no clame, '¡Mío!'” Como tal, no ofrecemos una educación secularizada con una clase de Biblia añadida. Más bien, trabajamos para ayudar a los estudiantes a comprender que la fe sirve como una lente a través de la cual hacen todo el resto de su aprendizaje. La fe afecta la forma en que abordamos el lenguaje, la ciencia, las matemáticas, la historia, el arte y todas las demás áreas temáticas en las que nos sumergimos. Nos maravillamos de la complejidad de la célula (Salmo 139:14), discutimos cómo funcionan la pobreza y la comunidad (Santiago 1:27) e investigamos cómo importa nuestra relación con la tierra (Génesis 1:28). Aprendemos más sobre nuestra fe, nuestra religión y, a su vez, nuestra religión da forma a nuestro aprendizaje. Una gran educación cristiana siempre debe entretejer esos elementos, no solo por accidente, sino intencionalmente.

Las prácticas de discipulado de Holland Christian no son un programa o un sistema, sino más bien un lente que nos ayuda a enseñar de manera más deliberada que nuestra fe y nuestro aprendizaje están inextricablemente unidos. Las Prácticas de Discipulado nos unen como sistema escolar y nos dan una manera de discutir nuestra fe eso no cambia de un año a otro o de un maestro a otro. Ellos nos dan un idioma común para discutir las complejidades del contenido del curso y el mundo que estamos llamados a transformar para Jesucristo.

A medida que continuamos aprendiendo sobre nuestra fe, estas prácticas de discipulado dar piernas a nuestras creencias, haciendo más fiel nuestro aprendizaje. Las siguientes Prácticas de discipulado están integradas en el aprendizaje desde preescolar hasta el grado 12 y se entrelazan a través del plan de estudios en cada salón de clases. Aunque estos son esfuerzos de toda la vida, creemos que los niños son completamente capaces no solo de comprender estas prácticas de discipulado, sino también de trabajar de todo corazón para cumplir con cada una de ellas.

glorificando a Dios

Los estudiantes cristianos de Holanda buscan difundir la fama de Dios a través de su adoración y glorificación de Él en sus relaciones, estudio y juego respondiendo a la oferta de salvación de Dios a través de vivir para Él. Los estudiantes de preescolar y primaria aprenden a adorar y glorificar a Dios en todo lo que hacen.

raíz de palabra

Los estudiantes aprenden a entretejer La Gran Historia en todas las áreas de la vida y aplican las historias de las Escrituras a todas las áreas de estudio. La Gran Historia es una descripción de la gran narrativa de la Palabra de Dios usando el resumen de "todas las cosas" de Creación, Caída, Redención y Restauración. Dios creó todas las cosas buenas. Todas las cosas han caído de esa bondad original. Jesucristo, por Su muerte y resurrección ha redimido todas las cosas. Nos unimos a la obra de restauración del Espíritu Santo al buscar mejorar todas las cosas. Se nos recuerda que cada centímetro cuadrado que podemos explorar, aprender, discernir, juzgar o encontrar en la educación cristiana está informado por una sólida comprensión de este Gran historia de las Escrituras.

búsqueda de la sabiduría

Los estudiantes cristianos de Holland usan la sabiduría bíblica para discernir e informar decisiones, buscar la sabiduría de Dios y aplicar Su verdad a la vida. Los estudiantes de preescolar y primaria aprenden que Dios es el dador de toda sabiduría, aprendiendo a acudir a Dios en busca de dirección en todas las áreas de la vida.

mantenimiento de la creación

Los estudiantes aprenden a restaurar la creación y desarrollar los recursos de Dios, aprendiendo la tensión entre trabajar y proteger la tierra. Los estudiantes de preescolar y primaria aprenden que Dios creó la tierra y nos llama a cuidarla asumiendo el control del mundo que nos rodea, protegiendo la creación de Dios y los recursos que Él nos proporciona.

sirviente

Los estudiantes cristianos de Holanda aprenden lo contracultural y naturaleza transformadora de ser un sirviente ya que moldea nuestro aprendizaje, nuestro vivir y la palabra de Dios. Los estudiantes de preescolar y primaria aprenden a servir a Dios al mostrar amistad con los demás, a servir a los demás diariamente a la manera de Cristo, poniendo a los demás antes que a sí mismos. El corazón de un siervo es un conducto de la gracia transformadora de Dios hacia el mundo que nos rodea.

respiración de gracia

Los estudiantes cristianos de Holland practican convertirse en una comunidad que exhala gracia a los demás en respuesta directa a la gracia inhalada de Dios. Este inhalar y exhalar la gracia de Dios, incluso cuando es difícil, se aprende al recibir el don de la gracia de Dios y lleva a extendiendo la gracia a otros. Los estudiantes de preescolar y primaria aprenden acerca de la gracia de Dios y cómo compartirla con los demás.

crecimiento de la comunidad

Los estudiantes de Holland Christian aprenden a contribuir con gratitud a la profundidad y el alcance de la comunidad, comunidad creciente como el cuerpo de Cristo sirviéndonos unos a otros. Los estudiantes de preescolar y primaria aprenden que todos pertenecemos a la familia de Dios y debemos valorar los diversos dones y habilidades que Dios nos ha dado a cada uno.

edificación del reino

Los estudiantes aprenden que el gobierno y reinado de Dios en todos los aspectos de la vida nos impulsa a participar hoy y más allá. edificio del reino mañana mientras seguimos al Espíritu Santo. Los estudiantes de preescolar y primaria aprenden a conocer, escuchar y seguir la dirección del Espíritu Santo que nos capacita para ser constructores del Reino.

Creador de belleza

Los estudiantes crean, disfrutan y comparten la belleza que honra a Dios y reconocen sus propios dones individuales y los dones de sus compañeros.

Reflejo de imagen

Los estudiantes aprenden que somos todos las creado a la imagen de Dios, reflejados a través de sus palabras y acciones, y reflejados en ellos mismos y en los demás en toda la comunidad.

hacer discípulos

Los estudiantes aprenden lo que significa seguir a Jesús, ser Sus discípulos, e invitar a otros a seguir a Jesús también. Los estudiantes trabajan en el aprendizaje de diferentes estrategias para discipularse unos a otros localmente ya través de todas las naciones.

¿Alguna Pregunta?

Esperamos conocerte a ti y a tu familia y presentarte el educación fresca, creativa y personalizada en Holanda Christian! ¡Estamos aquí para ayudar! Póngase en contacto con nosotros utilizando nuestro formulario de contacto vinculado a continuación o llámenos al 616.820.2805.

Contacto